Saltar al contenido

Infusión de ortiga

ortiga

La ortiga es una planta que se caracteriza por presentar pelos en su forma, que con el contacto pueden producir inflamación en la piel o reacción debido a una sustancia ácida contenida en ellos. Como dato curioso, en la antigüedad era conocida como la planta de los ciegos, debido a que por los pelos se puede reconocer con solo tocarla.

Más allá del particular tacto que tiene la ortiga, lo que sí debemos destacar de esta planta son sus grandes propiedades medicinales. De hecho, es considerada como una de las plantas que más propiedades curativas tiene en todo el mundo y lo que ha llevado a su utilización por multitud de culturas.

De entre las muchas especies que nos encontramos dentro de la familia de las urticas, la ortiga mayor es la más común y la más utilizada. Se trata de una planta que se encuentra fácilmente en las regiones más altas del mundo y su cultivo se reparte en numerosas zonas, desde los Andes hasta Japón. En España se encuentra en mayor medida en la zona de la cordillera cantábrica.

La infusión de ortiga aporta propiedades medicinales muy beneficiosas y proporciona una gran ayuda diurética por la clorofila y el potasio de su composición. También sirve para adelgazar y regula notablemente los niveles de azúcar en sangre.

Tener el hábito de consumir la bebida preparada con ortiga no solo aporta al organismo beneficios medicinales, sino que también transmite propiedades nutritivas. Es rica en nutrientes, en sales minerales y en vitaminas, siendo las más abundantes la A y la C. Por si fuera poco, cuenta con bastante cantidad de hierro y proteínas, que son muy beneficiosas para el organismo.

Preparar la infusión de ortiga es muy sencillo porque podemos aprovechar todos los elementos de la planta y su preparación no supone ningún tipo de problema. Las hojas son el elemento más utilizado, pero también podemos aprovechar las raíces. Eso si, sea cual sea la parte de la planta que utilicemos, debe estar bien fresca.

¿Cómo preparar un té de ortiga?

Ingredientes:

  • Hojas de ortiga (dos cucharadas)
  • Agua (un litro)

Pasos: 

  1. Escogeremos las hojas de ortiga y las lavamos con agua tibia durante unos minutos.
  2. Cogemos un cazo y lo ponemos al fuego lleno de agua.
  3. Esperamos a que el agua hierva y añadimos las hojas que ya hemos lavado previamente.
  4. Removemos bien la mezcla y seguidamente quitamos el cazo del fuego.
  5. Dejamos que la infusión repose durante 5 minutos.
  6. Colamos la infusión y la servimos en una taza caliente.

Otras infusiones espectaculares que te recomendamos:

4.8 (95.56%) 9 votes